España es un país genial. Todo lo arreglamos comiendo. Jugar es “comerse fichas” o “amarracos”. Pensar es “comerse el tarro”. Sufrir es “comerse el marrón”. Si te convencen es porque te “han comido el coco”, y si te vencen es porque “te han comido la moral”. Y para remate del tomate, al comprar y vender hacemos “comercio”.

Somos espectaculares, Terélu Campos tiene problemas de sobrepeso y para ayudarla su madre, María Teresa va y se echa un novio que se llama Bigote “Arrocét”. Eso es amor de madre, al menos no se llama “paella”.

campos-bigote-2

Vía http://www.lne.es/

Claro que bien pensado, esta pasión por la comida no es de extrañar. Gran parte de nuestra literatura clásica gira en torno al anhelo de comida. El “Licenciado Vidriera” de Cervantes, “El Buscón Don Pablos” de Quevedo y “El Lazarillo de Tormes”, tienen en común la banda sonora que los dolores de tripas producen. Tan es así, que uno de los platos más frecuentes en El Quijote, son precisamente “Los duelos y quebrantos”. ¿Habrá algún otro lugar en el mundo donde “los duelos y quebrantos” sean el nombre de un plato?.

aventurasaber.blogspot.com

Vía http://aventurasaber.blogspot.com.es/

Pero no se piense que la pasión por el alimento nos afectó únicamente en la Edad de Oro. En los años cincuenta y sesenta, existió un popularísimo personaje de tebeo, llamado Carpanta, cuyo único sueño, cuya única pasión era estar a solas con un pollo asado. Pasaron los años y el sueño de Carpanta nunca se cumplió. Podríamos decir que Carpanta, desde el punto de vista culinario, murió virgen.

carpanta

Vía http://cinemania.es/

Sea como fuere, después de esas penurias, llegaron las “vacas gordas”. Sin ánimo de señalar, cada vez son más los programas de televisión donde de pesa a la gente.

La báscula ha empezado a ser un  personaje televisivo en franca competencia con “el polígrafo”.

La bascula se ha convertido en la “autentica y genuina máquina de la verdad”.

laBascula

Vía http://blogs.canalsur.es/

En España seguimos arreglándolo todo dándole vueltas al plato. En El Hormiguero, el programa de Antena 3, han producido un video que ha dado la vuelta al mundo, donde un centenar de estrellas le dan “la vuelta a la tortilla”. Si hacemos las cosas deprisa, las hacemos “vuelta y vuelta”. Si alguien carece de experiencia decimos que “le falta un hervor”. Si está acalorado, decimos que está “como un tomate” y si no sabe las respuestas, que esta “verde como un pepino”. Si estamos a gusto, “estamos en nuestra salsa” y si no tenemos hijos es “porque se nos ha pasado el arroz”.

tortilla

Vía http://www.antena3.com/

Al rencor lo llamamos “reconcome”, a la inquietud, “come, come” y al picor “comezón”.

Y llegados a los postres, mejor será ir recogiendo la mesa antes de que alguien se dé por “eludido” y como la venganza es un plato que se sirve frío, terminemos siendo “la comidilla” de Twitter.

¿Te ha gustado? Apúntate a nuestra lista y recibe recomendaciones semanales por email

Sobre El Autor

Juan Herrera

Nací guionista, pero tardé tiempo en saberlo. Mientras tanto, estudié Ingeniería Técnica Aeronáutica, Publicidad y Cine. “Jack El Despertador”, “Humor Amarillo”, “El Club de la Comedia”, “la Radio de Julia”, “Inocente Inocente”, “No somos nadie” y “El Hormiguero”, son algunas de mis fechorías. No obstante, me gusta el vino y el bacalao.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.